Madrid. El 13,65% de los accionistas ha aceptado la oferta presentada por el Santander -primer grupo financiero español y primer banco de Latinoamérica, por su filial de Brasil- con lo que la participación del grupo en el banco brasileño alcanzará un 88,30% del total, informó hoy la entidad.

Para hacer frente a esta operación, el Santander emitirá 370,9 millones de títulos que representan un 3,09% de su capital social.

El Santander anunció su intención de hacerse con la citada participación el pasado mes de abril y tras las correspondientes autorizaciones y aprobaciones por los accionistas del Grupo en Brasil, el pasado 15 de septiembre también fue aprobada por los accionistas del Grupo Santander en una Junta extraordinaria, primera presidida por Ana Botín tras la muerte de su padre.

La ampliación de capital, de unos 4.600 millones de euros, se hará mediante la emisión y puesta en circulación de 665 millones de nuevas acciones ordinarias de cincuenta céntimos de euro de valor nominal cada una y una prima de emisión del 20%.

El mismo día que se anunció la operación, el consejero delegado de la entidad, Javier Marín, cuantificó el rápido impacto positivo que tendría la compra en el beneficio neto del Santander, que sería del 2% ya en 2014.

El Santander es el primer banco de Latinoamérica y su actividad en esta región aporta al grupo el 51% del resultado total (en el primer semestre de 2014 más de 1.500 millones de euros de beneficios).

Además, la citada compra hará que el beneficio neto del grupo mejore un 7% en 2015 y otro 7% en 2016.

Según explicó el banco, la filial brasileña del Santander tendrá en 2015 un beneficio neto de unos 6.400 millones de reales brasileños -unos 2.000 millones de euros-, de los que, con la participación actual, el Grupo se atribuiría alrededor de 1.500 millones de euros.

El Santander es el primer banco de Latinoamérica y su actividad en esta región aporta al grupo el 51% del resultado total (en el primer semestre de 2014 más de 1.500 millones de euros de beneficios).

Brasil es un mercado estratégico para el Grupo, con 27,3 millones de clientes y Santander Brasil, la filial, es el tercer banco privado del país y el primero extranjero.