El banco español Santander reportó este martes un aumento del 39,3% en su ganancia neta del 2014 a 5.816 millones de euros (unos US$6.603 millones), en línea con sus propias estimaciones, apoyado en la mejora de los márgenes, menores provisiones y una recuperación del crédito y de la evolución bancaria en el mercado local.

Analistas habían previsto una ganancia de 5.823 millones de euros para el año pasado.

"La mejora del beneficio es consecuencia del aumento de los ingresos básicos en un 3%, un descenso de los costes de casi 1% y una bajada del 14% en las dotaciones para insolvencias con respecto a las realizadas en 2013", dijo la entidad en un comunicado.

En el cuarto trimestre, la ganancia de Santander, la primera bajo la batuta de Ana Botín, subió un 68,4% a 1.455 millones de euros, frente a los 1.473 millones de euros de un sondeo elaborado entre diez analistas.

El mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil ya había dado al mercado nuevas estimaciones correspondientes al 2014, con una previsión propia de utilidades de 5.800 millones de euros el pasado 8 de enero, con motivo del anuncio de una ampliación de capital de 7.500 millones de euros para reforzar su solvencia, que fue acompañado de un recorte del 66 por ciento en el pago de dividendos.

En el mercado, las acciones de Santander subían el martes un 1,6% a 6,034 euros en unos resultados que fueron acogidos sin grandes sorpresas por el mercado.

"El beneficio neto de 2014 se ha situado en línea con las estimaciones, mientras que en margen bruto han superado en un 1% las previsiones de consenso y en un 5% en margen neto", dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Por áreas geográficas, Brasil y el Reino Unido, que suponen cada uno un 19% de los resultados atribuidos operativos de 2014, registraron un comportamiento dispar.

En Brasil, el beneficio de 2014 bajó un 1,3% a 1.558 millones de euros, mientras que en toda Latinoamérica las ganancias del banco, que representan casi el 40% de sus utilidades totales, también se vieron afectadas por tipos de cambio desfavorables y cayeron un 1%.

En Reino Unido, por contraparte, las ganancias registraron un aumento del 37,1 por ciento a 1.576 millones de euros.

Por su parte, España, que supone un 14% de sus resultados, elevó su beneficio del ejercicio pasado en un 140,5 por ciento a 1.121 millones de euros.

Por su parte, el crédito a clientes, una de las variables del sector más afectadas por la larga crisis económica en España, mostró un descenso del 1,7 por ciento en 2014. Si se descuentan las adquisiciones temporales de activos, el crédito en España habría subido un 2 por ciento.

A nivel de grupo, la cartera de créditos (sin adquisiciones temporales de activos) subió un 5 por ciento después de una caída del 2 por ciento en 2013. La entidad añadió que de los diez mercados clave donde opera, el crédito creció en todos menos Portugal.

El mercado estará muy pendiente a cualquier indicación que pueda hacer Botín sobre sus planes para acelerar el crecimiento de la entidad en mercados claves como Reino Unido, España y Estados Unidos, aunque por ahora ha descartado crecer a través de adquisiciones.