Los presidentes de las compañías españolas Telefónica, César Alierta, y Banco Santander, Emilio Botín, reafirmaron este domingo su apuesta en Brasil y aseguraron que continuarán invirtiendo en este país.

"Brasil va a tener un crecimiento espectacular; los gobernantes de este país han hecho una labor espectacular; Brasil ha pasado a ser un referente mundial; los brasileños tienen que estar orgullosos", dijo Alierta en una rueda de prensa, con motivo de la presentación de la plataforma educativa MiríadaX, patrocinada por ambas empresas.

Botín y Alierta coincidieron en señalar que están "convencidos de que el futuro de Brasil es espectacular", a la vez que el responsable de Telefónica recordó que las dos empresas decidieron invertir en Brasil cuando el clima económico no era favorable.

"Si hay dos compañías que hemos invertido en Brasil somos el Santander y Telefónica. Invertimos cuando nadie quería invertir, cuando Lula (el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva) ganó las elecciones (en 2001) y todos querían vender, nosotros invertimos", subrayó Alierta.

Botín resaltó que el Banco Santander ha invertido US$27.000 millones en el país y aseguró que es "un objetivo prioritario" para su empresa, que obtiene 20% de sus beneficios en el país.

"Seguimos invirtiendo y animando a todo el mundo a que invierta en Brasil", aseguró Botín.

El responsable del Santander se desvinculó de un informe enviado esta semana por el banco a algunos inversores en Brasil que aseguraba que una eventual victoria electoral de la actual jefa de Estado brasileña, Dilma Rousseff, en los comicios del próximo 5 de octubre sería malo para la economía.

El Banco Santander se disculpó por el envío del informe.

Botín aclaró que el informe "no es del banco" sino de un analista que lo elaboró y envió "sin consultar" a sus superiores y aseguró que la división brasileña del banco tomó "las medidas oportunas", sin precisarlas.