Pasar al contenido principal
Bancos argentinos esperan una rápida reactivación del crédito
Domingo, Febrero 14, 2016 - 10:38

La recuperación del sector bancario de Argentina también depende de si Mauricio Macri puede sellar un acuerdo con los acreedores de deuda impaga de Estados Unidos. Las negociaciones han mostrado progreso en las últimas semanas.

Buenos Aires. Los bancos argentinos se están preparando para una potencial explosión de préstamos, que podría incentivar un crecimiento de la deprimida demanda de crédito privado a máximos de 16 años impulsado por las reformas gubernamentales en marcha.

La recuperación del sector bancario de Argentina también depende de si Mauricio Macri puede sellar un acuerdo con los acreedores de deuda impaga de Estados Unidos. Las negociaciones han mostrado progreso en las últimas semanas.

Macri ha alimentado la confianza al designar un presidente del Banco Central más amigable con los mercados, al flotar la moneda y al eliminar restricciones para la compra de dólares.

Banco Santander Río, uno de los bancos extranjeros más grandes del país, recientemente empezó a ofrecer una tasa del 4% anual para los depósitos en dólares a 30 días.

Con esto apunta a ganar negocios de argentinos que, desalentados por crisis anteriores, suelen esconder un estimado de US$ 200 mil millones debajo de sus colchones, en una caja de seguridad o en el exterior.

Además, el banco planea expandir su red minorista a 500 sucursales a nivel nacional desde las 390 actuales, parte de los 6.000 millones de pesos argentinos en gastos anuales planeados hasta el 2018, dijo Sergio Galván, jefe economista del banco.

"Estamos muy entusiasmados con la demanda de crédito", dijo sobre el sector en general. "Pero hay que ver cómo evoluciona el capital de los bancos, si puede acompañar esa demanda".

Galvan proyecta que el préstamo privado podría saltar al 23% del PIB para el 2018 si es acompañado por un fuerte crecimiento en los depósitos, sobrepasando niveles vistos por última vez previos a la crisis económica del 2001-2002.

Agentes de carteras de inversión y analistas citan a los prestamistas locales Banco Galicia, la mayor subsidiaria de Grupo Financiero Galicia, y a Banco Macro como los grandes ganadores domésticos, líderes en depósitos y préstamos entre bancos locales privados.

"Los que van a tomar riesgos primero van a ser los bancos locales. Los bancos internacionales van a

volver cuando tengan una visión más clara", dijo Gabriel Arguissain, gerente de cartera en Consultatio Asset Management.

Un "boom" del préstamo significaría un cambio radical en el sector bancario de Argentina, donde la penetración del crédito, medida como crédito privado contra PIB, es solamente del 14%, un tercio del promedio regional en América latina.

"El potencial para los bancos argentinos una vez que levante la demanda es enorme porque hay bancos muy bien capitalizados, con fuertes tasas de capital y mucha liquidez", dijo Juan Vázquez, director de investigación en la correduría de Buenos Aires Puente.

Galván dijo que la dimensión de la recuperación dependerá de si el gobierno logra cumplir con su proyección de crecimiento de entre 4% y 5% desde el 2017 y tiene éxito en bajar la inflación, estimada en 30% anual.

Autores

OBSERVA.COM