Buenos Aires. Los empleados bancarios argentinos paralizarán la actividad del sector este jueves en demanda de mejoras salariales, mayores medidas de seguridad y reclamo de menores presiones tributarias.

La medida afectará a unos 90 bancos y empresas vinculadas, incluyendo a las instituciones financieras extranjeras.

La medida de fuerza se realizará sin atención al público y con la asistencia del personal al lugar de trabajo, con protestas que definirá cada una de las 53 seccionales en las que se encuentra dividida el gremio bancario.

Una fuente de la Asociación Bancaria argentina dijo a Reuters este miércoles que "el paro (huelga) está confirmado porque estamos consados de que nuestros reclamos no sean escuchados".

El 5 de agosto de este año hubo una protesta similar con alto acatamiento en las principales ciudades del país y dispar en las localidades del interior.

La medida afectará a unos 90 bancos y empresas vinculadas, incluyendo a las instituciones financieras extranjeras. Por eso, este miércoles, la mayoría de las renovaciones interfinancieras se concretaban para el viernes.