El Banco Nacional de Bolivia y el Banco Mercantil Santa Cruz inyectaron al sistema financiero US$250 millones, tras culminar la repatriación de estos recursos económicos en cumplimiento a la resolución de la Autoridad de Fiscalización del Sistema Financiero (ASFI), que prohíbe a las entidades bancarias invertir más del 50% de su patrimonio en el extranjero.

El director ejecutivo de la ASFI, Reynaldo Yujra, informó a Radio Fides que ambas entidades bancarias cumplieron la normativa.

“Las entidades bancarias que tenían este exceso se han adecuado conforme estaba previsto y podemos asegurar que para el 31 de diciembre vamos a tener todos los recursos en los límites correspondientes”, explicó la autoridad. El monto ingresará al sector productivo y beneficiarán en forma de créditos a micro, medianas e incluso grandes empresas, señaló Yujra.

El 9 de junio, La Razón informó que la ASFI bajó el límite para las inversiones de la banca en el extranjero, ésto con el objetivo de reducir los riesgos de contagio ante posibles crisis externas. “En junio del 2010 el saldo de inversiones financieras en el exterior se redujo en US$116 millones. Con esta medida se protege a las entidades del sistema financiero ante posibles shocks externos y hasta diciembre del 2010 se prevé la internación de US$ 269 millones”, indica por su parte un informe del BCB.