Las autoridades bolivianas, mediante la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), disminuyeron el límite para las inversiones de la banca local en el extranjero.

La medida busca reducir los riesgos de contagio ante posibles crisis externas, mientras los bancos señalaron que se adecuarán a la nueva normativa.

La ASFI modificó el Reglamento de Inversiones para bancos y dispuso que el límite para inversiones en el exterior es ahora de un 50% sobre el patrimonio neto de cada entidad. La restricción llegaba anteriormente al 60%, de acuerdo a La Razón.

La restricción, en tanto, aumentará la liquidez en el sistema bancario boliviano por US$2.600 millones adicionales, de acuerdo a El Diario.

Según el ente regulador, "la crisis financiera internacional de los dos últimos años ha puesto en evidencia la fragilidad de los sistemas financieros ante shocks externos, siendo canal de contagio la presencia de elevados niveles de operaciones con entidades del exterior, por lo que es necesario limitar la salida de recursos financieros del país a través de inversiones o depósitos a plazo en el exterior”, lo que fundamentó el cambió el reglamento.

Como efecto de una mayor liquidez, los bancos apuntan sus créditos al segmento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“Justamente la banca está trabajando en buscar nuevos segmentos, nuevos mercados para tratar de colocar la gran liquidez que se tiene hoy en día”, afirmó un actor bancario.