El crédito a los consumidores y empresas de Brasil debe crecer 15,6% en 2013 y 15,4% en 2014, reflejando una mejora en el cumpliento de los compromisos con los acreedores, apuntó este viernes un informe divulgado por la Federación Brasileña de Bancos (Febraban).

Los bancos redujeron las previsiones de mora en 2013 de 5,5 a 5,3%, y una caída en 2014 para 5%.

La Febraban resaltó que los indicadores apuntan para una aceleración del ritmo de crecimiento económico este año, ante la débil expansión de 2012, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) creció 0,9%.

La recuperación es observada con mayor intensidad en los sectores agropecuario e industrial, los que más sufrieron en 2012, gracias a los estímulos otorgados por el gobierno.

Para el crecimiento del PIB este año, la proyección de la federación bancaria apunta 3%, y para el año próximo, 3,5%.

Después de la decisión del Comité de Política Monetaria (Copom) de elevar la tasa básica de interés Selic de 7,25 para 7,5%, la expectativa del sector bancario es de otros tres aumentos semejantes en el transcurso de este año, lo que llevaría la Selic a 8,25%.

Con relación a la inflación, una de las mayores preocupaciones del gobierno de Dilma Rousseff en este momento, la proyección apunta para un índice de 5,7%, tanto para 2013 como para 2014.