Londres. Las nuevas reglas bancarias de Basilea III dejarían a los bancos más grandes de Estados Unidos con un déficit de capital de entre US$100.000 millones y US$150.000 millones, dijo el diario Financial Times, citando una investigación de Barclays Capital.

"Esos déficits son completamente manejables. La cuestión más difícil es cómo afectaran las nuevas reglamentaciones a los costos, la disponibilidad del crédito y la rentabilidad de los bancos". Tom McGuire.

Según el estudio, el 90% del déficit estará concentrado en los seis mayores bancos estadounidenses.

El diario dijo que el estudio de la unidad de banca de inversión de Barclays supone que los bancos necesitarán capital de alta calidad equivalente a 8% de sus activos totales, un colchón de un punto más para no caer por debajo del mínimo efectivo mundial del 7% establecido en septiembre por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Las regulaciones suponen que los bancos podrían necesitar elevar su capital a través de una retención de ganancias o con la emisión de acciones, o que podrían reducir sus activos considerados de mayor riesgo a través de una venta o reducir sus negocios más riesgosos.

"Esos déficits son completamente manejables. La cuestión más difícil es cómo afectaran las nuevas reglamentaciones a los costos, la disponibilidad del crédito y la rentabilidad de los bancos", dijo el FT citando a Tom McGuire, jefe de asesoramientos de capital de BarCap.

Barclays Capital no pudo ser contactado para realizar comentarios.