Bruselas. Los bancos europeos con problemas financieros no pueden acudir al fondo de 500.000 millones de euros para asistencia financiera de la Unión Europea, dijo este martes el portavoz de la comisaría de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Amadeu Altafaj.

Si los planes de solvencia previstos para unas 100 de las mayores firmas financieras de Europa descubren algún gran agujero en los balances de los bancos, se podrá recurrir a fondos nacionales para garantizar la estabilidad financiera, indicó.

En última instancia, si un país de la UE no tuviera los medios para recapitalizar a sus bancos con problemas, el propio país podría acudir al fondo de estabilización en busca de créditos, dijo Altafaj.

El fondo de estabilización de 500.000 millones de euros fue creado en junio de este año para dar crédito a cualquier país de la UE con graves dificultades financieras.