Santo Domingo. El modelo bancario que montó Banesco en Venezuela sigue exportándose. Ahora con apertura en República Dominicana son cuatro los países en donde el grupo financiero tiene operaciones (aunado a Panamá, Estados Unidos, Puerto Rico).

Pero el holding opera desde España, es decir, que las actividades de toda la internacionalización se controla desde este país europeo.

La mira del Grupo Multinacional Banesco ahora está colocada en la región andina, específicamente en Colombia.

Aunque el presidente del banco, Juan Carlos Escotet, indicó que aún "los pasos son muy tímidos". Sin embargo, se atrevió a prever que posiblemente las operaciones en el vecino país se den para este año.

De hecho, nueve meses fueron suficientes para que el grupo bancario se instalara en República Dominicana.

Son US$25 millones que se destinaron para que la entidad se iniciara en el mercado financiero dominicano, donde la bancarización ronda el 25% de la población y la rentabilidad se ubica en 24%, y donde no existen gavetas obligatorias.

Solvencia. Sin embargo, Escotet indicó que este país es estricto en los procedimientos y requerimientos, incluso desde hace 30 años no se le otorgaba una licencia internacional a algún grupo foráneo.

En este país las operaciones bancarias están basadas en los acuerdos de Basilea; un ejemplo es el índice de solvencia patrimonial, que en Venezuela es de 8%, mientras que en República Dominicana es de 10%.

Escotet aclaró que las autoridades económicas y financieras de la República Dominicana, especialmente el gobernador del Banco Central dominicano, Héctor Valdez Albizu, les indicó que están totalmente receptivos a la inversión extranjera. "Este es un país abierto a la modernización y la inversión extranjera".

Por ahora Banesco tiene una oficina principal en plena capital Santo Domingo, en donde 76 empleados laboran en una pequeña réplica de Ciudad Banesco de Caracas.

Cuenta con una sucursal, y en dos meses tendrá dos más, para entonces la inversión de la entidad habrá ascendido a US$40 millones.

Con vocación. "Vocación internacional de larga data, certeza de que el modelo es competitivo, y búsqueda de mercados nuevos por agotamiento de los internacionales" es lo que llevó a Escotet a apostarle al mercado dominicano.

Incluso, antes de obtener la licencia, Banesco ya estaba invirtiendo en infraestructura y personal.

Según el presidente de Banesco, los resultados en las entidades internacionales han sido positivas. Citó el caso de Estados Unidos, donde a pesar de la crisis financiera la entidad en Florida registró actividades por dos millones de dólares, en el 2010.

Y ya tiene activos por el orden de los US$400 millones. Esta institución ya pasó a llamarse también Banesco BBU, antes sólo se llamaba BBU Bank.

"Hemos aprendido a gestionar con la incertidumbre, a sacarle ventaja siempre a la crisis", dice Escotet.

"Cuando entras al país y lo conoces, aprendes a sobrellevar cualquier variación posible", dijo el banquero.

"Los empresarios venezolanos están demostrando que tienen talante para emprender actividades en el extranjero", agregó.

La expansión del grupo reúne un patrimonio de US$1.400 millones y activos por US$14.000 millones.

Suma 504 agencias en total, y específicamente en el extranjero tiene ya 34 agencias, de estas 21 están en Panamá.

El número de clientes alcanza los 6 millones. En República Dominicana, la meta es alcanzar los US$140 millones en depósitos este año.