Bank of America (BoA) anunció ayer a sus empleados que cerrará gradualmente su centro de servicios en Costa Rica en los próximos 12 meses.

El cierre representará un cese de planilla de 1.500 empleados a los que se les ha informado con anticipación para que puedan reubicarse, explicó la empresa mediante un comunicado.

“Para nosotros era importante informar a los empleados tan pronto como se tomara la decisión. Al comunicarnos con ellos con un año completo de anticipación, nuestros empleados tendrán mayores oportunidades de buscar nuevos puestos fuera de nuestra empresa y realizar la transición a dichos puestos", expresó el banco en dicho comunicado.

El cierre del centro de servicios se debe a un proceso de revisión de las operaciones. La función del centro será trasladado a otras sucursales del banco aunque aún no se detalla el destino.

Gabriela Llobet, directora de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), confirmó al periódico local, El Financiero, la información. Según Llobet, la firma no efectuó una comunicación oficial previa sobre la decisión, sino que fue Cinde la que consultó directamente tras una alerta de los empleados.

El centro de servicios, que será cerrado en el transcurso de este año, cuenta con personal en las áreas de tecnologías de la información, contabilidad, finanzas y procesos corporativos.

El anuncio de la salida de BoA coincide con otro retiro importante hecho oficial también esta semana: el traslado del centro de producción de la multinacional tecnológica Intel a Asia; una decisión que dejará a otras 1.500 personas sin trabajo.