Reuters. Bank of America Corp informó este martes de una ganancia para el tercer trimestre, ayudado por beneficios contables y por la venta de activos, pero el negocio principal del banco mostró señales de debilidad dado que la ganancia por préstamos disminuyó y sus gastos aumentaron.

Además, Bank of America cayó al segundo lugar entre los bancos estadounidenses por activos, cediendo el primer puesto a JPMorgan Chase & Co.

Las acciones de Bank of America perdían un 3% antes de la apertura del mercado.

Las ganancias contables y las ventas de activos compensaron una baja de un 15% de la ganancia por créditos en el último trimestre.

"Las cifras generales son dramáticamente distintas a las de la realidad", dijo Matt McCormick, gerente de cartera de Bahl & Gaynor Investment Counsel

"Creo que en el mejor de los casos, sin ajustes, habrían sido planas. Las ventas estuvieron particularmente débiles", añadió.

Bank of America dijo que su ganancia neta atribuible a los accionistas comunes fue de US$5.900 millones, o 56 centavos de dólar por acción.

Esa cifra se compara con una pérdida de US$7.600 millones, o 77 centavos por título, del mismo período del año anterior, cuando el banco asumió un cargo contable por US$10.400 millones.

El banco ganó US$9.800 millones antes de impuestos por la venta de acciones de China Construction Bank y otros dos ingresos contables en el trimestre. Además asumió una pérdida de US$2.200 millones relacionada con capital privado e "inversiones estratégicas".

La ganancia neta de intereses -o lo que genera el banco en intereses por préstamos- bajó a US$10.700 millones desde US$12.700 millones el año anterior.

El margen de interés neto del banco -lo que gana en intereses por créditos contra los que paga por depósitos- se redujo a un 2,32% desde un 2,72%.

Los principales bancos, como JPMorgan y Wells Fargo & Co reportaron también una reducción de sus márgenes de créditos del tercer trimestre.

En general, las ventas totales de Bank of America se incrementaron en un 6 por ciento a US$28.700 millones.

Para Bank of America, la baja en ganancias por créditos se acompaña con un incremento de los gastos, que el banco había empezado a controlar.

Los gastos no relacionados con intereses aumentaron un 4,7% a US$17.600 millones.

Las acciones del banco bajaban un 3,3% a US$5,83 en las operaciones previas a la apertura del mercado.