Nueva York. Bank of America anunció hoy que en el primer trimestre del año perdió US$276 millones, frente a los US$1.483 millones que había ganado en el mismo periodo del ejercicio anterior.

La entidad bancaria estadounidense detalló que entre enero y marzo pasados obtuvo una pérdida neta por acción de 5 centavos, frente a los 10 centavos por acción de ganancia del mismo trimestre de 2013.

Bank of America obtuvo unos ingresos de US$10.286 millones en los tres primeros meses del año, lo que representa un descenso del 5,41% respecto a los US$10.875 millones que facturó en el mismo periodo del año anterior.

Los resultados del primer trimestre incluyen una partidaria extraordinaria de US$6.000 millones para afrontar costos legales relacionados con un acuerdo alcanzado previamente con las autoridades para cerrar un juicio por hipotecas basura.

"El costo de resolver más de los temas pendientes que tenemos por las hipotecas ha dañado nuestros resultados trimestrales", reconoció al presentar las cuentas el consejero delegado del banco, Brian Moynihan.

Por su parte, el director financiero de Bank of America, Bruce Thompson, destacó que en los tres primeros meses del año los ratios de capital y la liquidez de la entidad mejoraron hasta situarse en niveles "récord".

El banco detalló que entre enero y marzo los depósitos aumentaron un 6% hasta US$534.600 millones, mientras que la cartera de créditos hipotecarios de la entidad retrocedió hasta US$162.042 millones.

Bank of America reveló también una fuerte reducción del 41% de su importe de las provisiones por riesgo de crédito en el trimestre, hasta US$1.000 millones, frente a los US$1.400 millones del mismo periodo del año anterior.

Las cuentas del banco fueron mal recibidas por los inversores y sus acciones bajaban a esta hora el 1,22% en las operaciones previas a la apertura de los mercados, aunque se han revalorizado el 5,27% desde que comenzó el año.