Nueva York. Bank of America cerró el año 2014 con un beneficio neto de US$4.833 millones, un 57,7% menos que el ejercicio anterior, golpeado por las multimillonarias multas a las que tuvo que hacer frente en el último trimestre.

La entidad financiera detalló que entre enero y diciembre pasado obtuvo un beneficio neto por acción de 36 centavos frente a los 90 centavos que registró un año antes, cuando ganó US$11.431 millones.

El segundo banco del país por volumen de activos obtuvo unos ingresos de US$84.247 millones en el conjunto del ejercicio, ligeramente por debajo de los US$88.942 millones que facturó en 2013.

En cuanto a los resultados del último trimestre, a los que más atención prestaban hoy los analistas, el banco ganó US$3.050 millones (25 centavos por acción), frente a los US$3.439 millones del mismo periodo de un año antes (29 centavos por título).

Bank of America obtuvo unos ingresos de US$18.725 millones entre octubre y diciembre pasados, por debajo de los US$21.488 millones que facturó en el mismo trimestre del ejercicio anterior.

"En 2014 continuamos invirtiendo en nuestros negocios mientras reducíamos los gastos y resolvíamos los asuntos legales más importantes", dijo al presentar las cuentas el consejero delegado del banco, Brian Moynihan.

Tras meses de negociaciones con el Departamento de Justicia, el banco cerró un acuerdo para pagar US$16.500 millones por su rol en la comercialización de activos financieros respaldados con hipotecas basuras en los meses previos al estallido de la crisis.

Los resultados no fueron bien recibidos por los inversores y las acciones de Bank of America caían a esta hora un 2,93% en la Bolsa de Nueva York (NYSE), donde se han depreciado un 9,24% en los últimos doce meses.