Reuters. Bank of America Corp reportó este miércoles una ganancia neta de US$2.500 millones para el segundo trimestre, un período en el que la entidad financiera recortó sus costos y redujo sus reservas para cubrir pérdidas por préstamos.

La ganancia del segundo trimestre, equivalente a US$0,19 por acción, se compara con una pérdida de US$8.800 millones del mismo período del año anterior, cuando el banco asumió cargos por US$20.700 millones relacionados con pérdidas por hipotecas y otros segmentos.

El banco con sede en Carolina del Norte ha estado rezagado frente a sus pares en el ritmo de recuperación de la crisis financiera debido a las pérdidas vinculadas a la compra en el 2008 del prestamista de alto riesgo Countrywide Financial.

Los ingresos totales de Bank of America bajaron a US$21.970 millones desde los US$22.280 millones del primer trimestre, pero por encima de los US$13.240 millones del mismo trimestre del año anterior.

Los bancos están luchando por impulsar sus ingresos en medio de una débil demanda, bajas tasas de interés y nuevas regulaciones que están mermando las comisiones.

Para fortalecer sus ganancias, Bank of America lanzó el año pasado un programa de reducción de costos llamado Project New BAC. El miércoles, el banco dijo que la segunda fase de la iniciativa, que cubre áreas de mercados de capitales, banca comercial y gestión de riqueza, buscará alcanzar US$3.000 millones en ahorros anuales para mediados del 2015.

El año pasado, el banco dijo que la primera fase, enfocada en los negocios de consumo y en tecnologías de la información, pretendía ahorrar US$5.000 millones por año y reducir 30.000 puestos de trabajo.

Los recortes de costos mostraron sus efectos en el segundo trimestre, cuando los gastos cayeron a US$17.000 millones desde los US$22.900 millones en el mismo período del año anterior y los US$19.100 millones en el primer trimestre.

"En una economía global desafiante, aún vemos oportunidades para hacer más para nuestros usuarios y clientes. Los préstamos a negocios comerciales se incrementaron por sexto trimestre consecutivo --los préstamos a pequeñas empresas y compromisos subieron un 23% en un año-- y los créditos de consumo están en su mejor forma en años", dijo el presidente ejecutivo, Brian Moynihan.

Las provisiones del banco para pérdidas por créditos cayeron a US$1.770 millones, su menor nivel desde el primer trimestre del 2007, comparado con los US$3.260 millones del mismo período del año anterior.

Los analistas esperaban una ganancia de US$0,14 por acción e ingresos por US$22.870 millones en el período.