Washington. El gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó el miércoles una nueva estrategia para las perforaciones marítimas que expande la exploración de petróleo y gas natural en las costas del Atlántico, la zona oriental del Golfo de México y el norte de Alaska.

Por más de 20 años, la perforación estuvo prohibida en la mayoría de las áreas costa afuera de Estados Unidos, excepto en el golfo, por la preocupación de que se produzcan derrames que podrían dañar el medioambiente.

El gobierno ha estado considerando los pros y los contras de la perforación costa afuera desde que el presidente Obama asumió el cargo y frenó una propuesta de la era Bush que llamaba a perforar junto a la costa este y frente a la costa de California.

Un funcionario de gobierno dijo que, como parte del nuevo plan, el Departamento del Interior conducirá la primera venta nueva de petróleo y gas costa afuera en el Océano Atlántico en más de dos décadas como parte de una oferta de arriendo a 80 kilómetros de la costa de Virginia.

La exploración sísmica del Atlántico sur y la placa continental exterior de mitad del Atlantico de Estados Unidos determinará la cantidad y la ubicación de recursos potenciales de petróleo y gas para apoyar la planeación energética.

El plan de Bush había establecido que se ofrecieran arriendos en noviembre del 2011, pero no quedó claro inmediatamente si el gobierno de Obama se apegará a ese cronograma.

Un funcionario de alto rango del Departamento del Interior dijo en enero que la perforación frente a la costa de Virginia sería aplazada después de la fecha original de arriendo en el 2011.

El área propuesta de arriendo en Virginia, ubicada a unos 80 kilómetros de la costa, podría contener el equivalente de 130 millones de barriles de petróleo y 1,14 billones de pies cúbicos de gas natural, basado en estimaciones del Departamento del Interior.

Adicionalmente, el Departamento del Interior continuará la oferta de arriendos en la parte central y occidental del Golfo de México, que ha resultado contener reservas considerables.

Leyes ambientales. Obama dijo que los cambios forman parte de una estrategia más amplia para la energía e hizo un llamado a los legisladores para que trabajen de forma conjunta para aprobar proyectos de ley extensos sobre la energía y el clima que permitan reducir los gases con efecto invernadero.

El anuncio, que es una respuesta a los pedidos insistentes del Partido Republicano para que se aumenten las perforaciones, da al gobierno una base para convencer a ese partido y a sus miembros moderados de que apoyen la propuesta bipartidista que está siendo elaborada por tres senadores.

"Sé que podemos unirnos para aprobar leyes integrales sobre la energía y el clima que alentarán nuevas industrias y millones de empleos nuevos protegiendo nuestro planeta y ayudándonos a ser más independientes en la energía", señaló el presidente en un discurso en la base Andrews de la Fuerza Aérea, en Maryland.

Obama y el secretario del Interior, Ken Salazar, dijeron que el gobierno planea seguir protegiendo el área del Pacífico y Bristol Bay en Alaska, una región ecológicamente rica frente la costa norte de las islas Aleutianas.

El gobierno planea abrir una amplia franja en la zona oriental del Golfo de México, y considerará aprobar el desarrollo de regiones del Atlántico medio y sur. El presidente indicó además que apoyará el desarrollo de áreas previamente arrendadas frente a la región del North Slope en Alaska, como el mar Chukchi, donde Royal Dutch Shell PLC ha gastado miles de millones de dólares en derechos de exploración.