Madrid. Barclays tiene previsto un ajuste en España que supondría el cierre de algo más de 100 oficinas y la reducción de 700 puestos de trabajo, un 17% del total, según informó el martes el diario local Expansión.

El periódico indicó que la exposición a empresas del sector constructor e inmobiliario obligó al banco a provisionar 900 millones de libras (US$1.453 millones) el 2010, una cifra que cuadruplicó la del ejercicio anterior.

Bob Diamond, presidente ejecutivo del grupo, dijo a mediados de febrero que las pérdidas en España eran "inaceptables".

Barclays, que no quiso comentar la información, abrió en 1974 su primera oficina en España, donde cuenta con unas 590 sucursales.

Es el banco extranjero con mayor presencia en España, con unos 920 mil clientes.

El mes pasado el banco dijo que realizaría ajustes en los negocios de débil evolución, con el fin de aumentar la rentabilidad del grupo, tras perder 139 millones de libras (US$225,9 millones) en términos consolidados en el 2010.