Barclays redujo este jueves sus pronósticos de precios del petróleo para la segunda mitad de este año y 2020, y dijo que espera un menor crecimiento de la demanda debido a un contexto macroeconómico global más débil de lo esperado.

El banco redujo en US$2 su pronóstico de precios para el Brent y el West Texas Intermediate (WTI) para 2019 a US$69 y US$61 por barril, respectivamente. También rebajó en US$6 su previsión de 2020 para el Brent, a US$69, y en US$5 para el WTI, a US$62 por barril .

El crecimiento del consumo se desaceleraría a poco más de 1 millón de barriles por día interanual en 2019, ya que el "creciente proteccionismo en medio de la actual desaceleración industrial mundial" pesa significativamente en la demanda de petróleo, dijo el banco en una nota.

"Sin embargo, creemos que las preocupaciones de un exceso de suministro son exageradas y las tendencias de inventarios en Estados Unidos y el resto del mundo siguen siendo favorables", dijeron analistas del banco, agregando que "el mercado está subestimando la demanda y sobreestimando el crecimiento de la oferta a los niveles actuales de precios".

El petróleo cotizaba estable este jueves tras su caída de la rueda previa, cuando datos oficiales mostraron que los inventarios de petróleo de Estados Unidos descendieron más de lo esperado en la última semana, mientras que las existencias de gasolina y destilados aumentaron.