Beirut. Un buque cisterna venezolano cargado con 35.000 toneladas de diésel llegó a puerto en Siria este miércoles, dijo el ministro del Petróleo Sufian Alao, citado por la pro-gubernamental Ikhbaria TV.

Los sirios han enfrentado una escasez de suministro de combustible por meses ya que las sanciones occidentales llevaron a la mayoría de las petroleras europeas a detener el comercio con el país.

Las sanciones contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad responden a la sangrienta represión de una revuelta que, según Naciones Unidas, ha costado más de 9.000 vidas.