Londres. El petróleo alcanzaba el miércoles su nivel más alto en tres años, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con lanzar misiles en Siria en respuesta a un supuesto ataque con armas químicas la semana pasada.

* Algunas importantes líneas aéreas estaban cambiando las rutas de algunos vuelos el miércoles, después de que la agencia de control del tráfico aéreo de Europa advirtió a los aviones que vuelen por el este del Mediterráneo que sean cautelosos debido a posibles ataques en Siria.

* Trump ha criticado a Moscú por apoyar al presidente sirio, Bashar al-Assad.

* El crudo referencial Brent trepó a un máximo de casi US$72 el barril, su nivel más sólido desde principios de diciembre de 2014, después de los comentarios de Trump, mientras que el oro subía por cuarto día consecutivo por la aversión al riesgo de los inversores.

"Ahora mismo, la atención está definitivamente puesta en un posible ataque militar contra Siria", dijo Eugen Weinberg, de Commerzbank.

* El Brent permanecía en US$71,85 el barril a las 1147 GMT, un alza de 81 centavos en el día, mientras que los futuros del crudo en Estados Unidos subían 83 centavos desde su último cierre a 66,34 dólares el barril.

* Siria no es un productor significativo de petróleo, pero cualquier señal de conflicto en la región suele generar temores a una potencial interrupción del suministro de crudo en Oriente Medio, donde se ubican algunos de los mayores productores mundiales. También preocupa la posibilidad de que Estados Unidos renueve sus sanciones contra Irán.

* "Ahora mismo, la atención está definitivamente puesta en un posible ataque militar contra Siria", dijo Eugen Weinberg, de Commerzbank. "Creemos que los fundamentos no justifican el precio actual, pero por desgracia el mercado se está centrando más en la política e ignorando algunas señales de advertencia, sobre todo el alza de la producción de crudo en Estados Unidos".

* El ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, dijo el miércoles que su país no se sentará a esperar que aparezca una nueva situación se sobreoferta de crudo, afirmación que pareció insinuar que el líder de facto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) seguirá adelante con el pacto de reducción de producción.