Londres. El precio del petróleo Brent caía más de un dólar por barril el miércoles tras alcanzar máximos en 12 semanas, aunque era apoyado por el temor a una caída de la producción en el Mar del Norte y por esperanzas de más medidas de estímulo económico a ambos lados del Atlántico.

* El Brent subió más de 25% desde el final de junio y llegó a US$112,56 el martes, su cotización más alta desde mediados de mayo, a raíz de expectativas de que las principales economías del mundo tomarían más medidas para estimular el crecimiento.

* Los operadores atribuían el retroceso del petróleo el miércoles esencialmente a una toma de ganancias.

* Las expectativas de que los principales bancos centrales harían más expansivas sus políticas monetarias y anunciarán más rondas de alivio cuantitativo (QE, por su sigla en inglés), medidas que probablemente fortalezcan a las materias primas, incrementaron el apetito de inversionistas por activos más riesgosos.

* Los futuros del crudo Brent para septiembre cayeron US$1,15 a un mínimo de US$110,85, antes de recuperarse hasta cotizar a alrededor de US$111,30  posteriormente. El crudo estadounidense bajaba 60 centavos a US$93,07.

* El contrato de crudo estadounidense alcanzó el martes su precio más alto desde el 15 de mayo, en parte a raíz de un incendio en una refinería estadounidense.

* El Brent fue impulsado por noticias de una importante ronda de mantenimiento en el Mar del Norte durante los próximos dos meses, lo que llevará a una producción reducida sin precedentes de las cuatro variedades de crudo que son la base del contrato referencial.

* Pronósticos indican que el huracán Ernesto reaparecería el miércoles en el sur del Golfo de México, donde la compañía petrolera estatal Pemex tiene instalaciones portuarias y plataformas en mar abierto.

* Esto podría afectar al mercado de petróleo de Estados Unidos, el más grande del mundo, especialmente si se agotan los inventarios de petróleo, dicen analistas.