Nueva York. El petróleo subió por segundo día consecutivo este jueves, anotando ganancias de hasta un 3%, ya que un positivo reporte laboral en Estados Unidos alivió los temores de una propagación de la crisis de deuda europea.

* En Londres, el crudo Brent para septiembre subió US$1,34, o 1,2%, a US$108,02 por barril.

* En la Bolsa Mercantil de Nueva York el crudo para septiembre subió US$2,83, o 3,41%, para cerrar a US$85,72 por barril, en operaciones desde US$81,03 a US$85,90. El miércoles, el contrato subió 4,5%.

* Las ganancias del petróleo siguieron el avance de Wall Street. Las acciones estadounidenses subieron 4% este jueves, porque el apetito de los inversores por las ofertas pesó más que la reciente ola de pánico que hundió el mercado en las últimas dos semanas.

* El petróleo recibió impulso además de un dato que mostró que el número de estadounidenses que pidió subsidio de desempleo por primera vez bajó a un mínimo de cuatro meses la semana pasada, una luz de esperanza para una economía golpeada por una baja de calificación de deuda y desplomes accionarios.

* En los últimos días las preocupaciones económicas se intensificaron alimentando los temores sobre el crecimiento de la demanda. A ello se sumó la especulación en torno a una rebaja inminente en la calificación de crédito de Francia, aunque las agencias calificadoras ratificaron su nota AAA.

* "La relativa calma sobre la situación de la banca francesa está impulsando las acciones y la confianza en general, lo que apuntaló los precios del crudo (estadounidense) ante el menor temor de contracción de la demanda", dijo John Kilduff, socio de Again Capital LLC en Nueva York.

* En tanto, otro reporte mostró que el déficit comercial de Estados Unidos subió en junio a US$53.100 millones, su nivel más alto desde octubre del 2008, respecto a US$50.800 millones en mayo.

* JPMorgan dijo el jueves que espera que los precios del crudo Brent promedien US$110 por barril en el tercer trimestre y US$115 en los últimos tres meses del año, al considerar que la actual caída del petróleo es limitada.