Londres. El petróleo desciende este viernes debajo de los US$ 73 por barril ya que el mercado financiero sigue preocupado por el panorama económico global.

Con los temores de recaída en la recesión dominando el pensamiento de los inversores, unos datos del empleo estadounidense que se conocerán más adelante en el día darían nuevos indicios sobre la verdadera fortaleza de la reactivación económica.

A las 11:35 GMT, los futuros del crudo estadounidense caían 11 centavos a US$72,84 por barril, después de tocar los US$72,05 el jueves, mínimo valor intradiario desde el 9 de junio. El petróleo Brent ganaba 14 centavos a US$72,48.

Los contratos para pronta entrega han caído todos los días de esta semana y se encaminan a una bajada semanal de más de 7%, que sería la mayor en términos porcentuales desde inicios de mayo, cuando la crisis de la deuda europea sacudió a los mercados y causó una reducción de 13%.

"El mercado aún necesita ver indicios fuertes de recuperación para avanzar", dijo Ken Hasegawa, un gerente de derivados de materias primas de la correduría Newedge en Japón.

"Si el número del empleo es malo, los precios extenderán las pérdidas hacia los US$70".Los datos de las nóminas no agrícolas de Estados Unidos se difundirán a las 12:30 GMT.

Los economistas proyectan una destrucción de 110.000 puestos de trabajo en junio comparado con un incremento de 431.000 en mayo, en parte por una disminución del empleo temporario contratado en mayo para completar el censo.

Se espera un incremento de 112.000 en las nóminas privadas comparado con la adición de 41.000 en mayo, además de una tasa de desempleo de 9,8% desde 9,7% el mes pasado.
Un reporte laboral mejor de lo previsto podría desatar una serie de coberturas cortas y ofrecer un repunte para las acciones y el crudo antes del fin de semana largo en Estados Unidos por el Día de la Independencia.