Los precios del petróleo caían hacia los US$72 por barril el martes, retrocediendo por quinto día ante los rebosantes inventarios de crudo en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de energía.

Los inventarios de crudo estadounidenses se pronostica que subieron en 800.000 barriles la semana pasada, de acuerdo a un sondeo preliminar de Reuters entre ocho analistas antes de los datos del Instituto Americano de Petróleo a las 20:30 GMT y del gobierno el miércoles.

Por lo general los inventarios caen durante la temporada de mayor conducción de vehículos del verano boreal, pero en vez de eso aumentaron a máximos históricos en Estados Unidos en la semana al 13 de agosto.

Los precios del crudo estadounidense bajaban 93 centavos a US$72,17 por barril a las 10:41 GMT después de caer previamente más de US$1, dejando los precios en mínimos de siete semanas.
Los futuros del crudo Brent perdían 82 centavos a US$72,80 el barril.

Las acciones europeas retrocedían en el comercio temprano a su menor nivel en un mes, en medio de preocupaciones sobre la fortaleza de la recuperación económica.

"La tendencia bajista está intacta desde el 17 de agosto. El impulso económico se esta desacelerando, y todo el mundo está preocupado por eso. Los fundamentos de la oferta y la demanda son débiles", dijo el analista Andrey Kryuchenkov de VTB Capital.

El huracán Danielle se fortaleció el martes sobre el Océano Atlántico, pero no representaba ninguna amenaza para tierra firme o instalaciones energéticas, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Por ahora, los analistas dijeron que el potencial de futuras tormentas es probable que ofrezca soporte al petróleo en alrededor de US$70 el barril.

Se pronostica que esta temporada de huracanes sea la más activa en cinco años. Los precios del petróleo han caído en cerca de un 13% desde que tocaron un máximo de tres meses de US$82,97 el barril a inicios de agosto.