Nueva York. El petróleo en Estados Unidos revirtió sus ganancias iniciales y cayó este viernes hacia los US$88 el barril, debido al alza del dólar frente al euro y al retroceso de Wall Street.

Los futuros del crudo estadounidense bajaron 35 centavos, o un 0,4 por ciento, para cerrar en 88,03 dólares el barril.

El crudo Brent para febrero bajó US$1,19 a US$93,33 el barril.

Los inversionistas asimilaban un reporte oficial que mostró que la tasa de desempleo en Estados Unidos bajó, pero que menos puestos de trabajo de los previstos fueron creados en diciembre.

Los precios del petróleo retrocedieron desde un máximo en 27 meses de más de US$92 marcado el lunes y cerró la semana con una baja de un 3,7%, su mayor pérdida semanal desde mediados de agosto del 2010.

El euro cayó a un mínimo de casi cuatro meses frente al dólar, afectado por la incertidumbre sobre la economía de la zona euro.

Las nóminas de empleo en Estados Unidos, sin contar al sector agrícola, crecieron en 103.000 puestos, dijo el Departamento de Trabajo. Los economistas consultados por Reuters esperaban una cifra de 175.000.

Más temprano, el petróleo y las acciones recibieron impulso de los comentarios optimistas del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre la recuperación económica
"Hemos visto crecientes señales de una recuperación autosustentable en el gasto del consumidor y de que el gasto de las empresas podría estar ganando fuerza", dijo el jefe del banco central en su primer testimonio ante el Congreso desde el lanzamiento del controvertido plan de compras de bonos del Tesoro por US$600.000 millones.