El crudo caía hacia los US$81 por barril el viernes, extendiendo una baja previa luego de que el dato de una reducción del empleo en Estados Unidos aumentó las preocupaciones sobre el ritmo de la recuperación de la economía y la demanda de energía.

Las nóminas no agrícolas de las empresas de Estados Unidos registraron un descenso de 131.000 puestos, dijo el Departamento de Trabajo, más que la caída del empleo de 65.000 que habían previsto los analistas.

Acciones en baja. "Los datos bajistas del empleo inicialmente están pesando sobre el crudo. Las acciones también pasaron a negativo. El dólar está más flojo, pero eso no ayuda al mercado del crudo ahora", dijo Tom Benz, operador de BNP Paribas Commodity Futures Inc en Nueva York.

Los futuros del petróleo de Estados Unidos caían 60 centavos a US$81,41 el barril a las 12:52 GMT, al tiempo que el petróleo Brent cedía 85 centavos a 80,76.


El crudo ya estaba en baja antes de la publicación de los datos laborales a las 12:30 GMT, pues algunos inversores anticipaban un informe flojo. El petróleo de Nueva York sigue en camino a una subida semanal tras superar los US$80 el barril por primera vez en tres meses el lunes.

El petróleo ha repuntado a pesar de nuevos indicios de esta semana de que la oferta sigue siendo amplia.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos dijo el miércoles que las reservas de gasolina subieron imprevistamente, al tiempo que el abastecimiento de combustible destilado, incluyendo diesel, también creció.