Londres. El petróleo llegó el lunes al máximo en 12 semanas cercano a los 80 dólares por barril debido a la fortaleza de la recuperación económica global y el panorama de la demanda energética.

Las acciones europeas alcanzaron el récord en 3 meses por un repunte del apetito por el riesgo en los mercados de materias primas y financieros luego de unos resultados fuertes de los bancos HSBC y BNP Paribas.

El crudo estadounidense para septiembre CLc1 subía 93 centavos a US$79,88 el barril a las 10:30 GMT, algo debajo del máximo intradiario de US$79,90, récord desde el 6 de mayo.

El crudo Brent LCOc1 llegó a subir más temprano US$1,09 a US$79,27, récord desde el 21 de junio.

El dólar descendía ante una canasta de monedas el lunes pues los inversores se volcaban a activos más riesgosos, ayudando a apuntalar los valores del petróleo. La debilidad del dólar hace que las materias primas sean más baratas para algunos tenedores de otras unidades.

El creciente optimismo entre los inversores especulativos sobre el panorama para los precios del petróleo a largo plazo era evidente en los datos que dio el viernes la Comisión de Comercialización de Futuros de Materias Primas (CFTC).

Los gerentes de fondos incrementaron las posiciones largas netas de crudo, en unas apuestas a que los precios subirán, al récord desde mayo en la Bolsa Mercantil de Nueva York en la semana al 27 de julio, dijo la CFTC.

"Las posiciones largas comienzan a regresar lentamente al mercado", dijo Ben Westmore, un analista de materias primas de National Australia Bank en Melbourne.

Es un proceso gradual de recuperar la confianza en que no habrá algún incumplimiento de pagos pronto", agregó, en referencia a la crisis de la deuda de la zona euro.

La formación de un ciclón tropical en el Atlántico también brindaba respaldo a los precios del crudo.