El petróleo rebotó el viernes por encima de US$76 el barril gracias a que los inversores aprovechaban los precios bajos, recuperándose de su declive más pronunciado en tres días desde mediados de mayo al encontrar un nivel de soporte a US$75.

Las bolsas en Asia también avanzaron mientras el dólar retrocedía, debido a que la mayoría de los mercados hicieron una pausa tras fuertes declives por el temor respecto a que el crecimiento económico en todo el mundo se estaría debilitando.

"Es sólo un rebote. Los principales factores que impulsan al mercado todavía son las bolsas y las operaciones cambiarias", explicó Yusuke Seta, asesor de ventas de materias primas de Newedge Japan.

El petróleo sigue encontrando soporte a un nivel de US$75 pese a la caída desde el máximo visto el 4 de agosto a US$82,97, dijo Seta.

A las 06:54 GMT, el crudo estadounidense para entrega en septiembre subía 94 centavos, a US$76,68, luego de un descenso del 7% en los últimos tres días que llevó los precios a su mínimo desde el 19 de julio. El crudo Brent de Londres ganaba 76 centavos, a US$76,28 el barril.

El petróleo también recibía apoyo adicional por una caída del dólar, que cedía un 0,25% el viernes, a 82,431, luego de trepar un 0,4% el jueves.

Sin embargo, el mercado posiblemente seguirá cauteloso ya que el viernes más tarde se reportará una serie de indicadores estadounidenses, como los datos de precios al consumidor y las ventas minoristas durante julio, así como el Producto Interno Bruto (PIB) alemán en el segundo trimestre.

El operador de Mizuho Securities Ryuichi Sato dijo que el rebote del crudo posiblemente sea temporario debido a que el pronóstico económico sigue siendo pesimista y la temporada de mayor demanda de gasolina en Estados Unidos está por concluir.

"El mercado sigue cauteloso sobre la tendencia bajista", declaró. Aunque los fundamentos de la economía aún son relativamente débiles, la temporada de huracanes podría estimular cierta tendencia alcista, agregó.