Londres. El petróleo subía por segundo día el jueves, debido a que inversores compraban de nuevo en el mercado, tras tocar mínimos de 11 semanas. Pero analistas dijeron que la perspectiva era todavía bajista con rebosantes inventarios para cubrir cualquier recuperación de la demanda.

La escalada era apoyada por una caída del 0,5% en el valor del dólar contra una cesta de monedas y algunas señales técnicas de que el mercado estaba sobrevendido.

Un dólar más débil suele dar soporte a las materias primas porque muchos de ellos son cotizados en la moneda estadounidense.

Los mercados de acciones estaban también más fuertes en Europa y Asía el jueves. Pero el escenario para la oferta y demanda de petróleo se mantenía negativo y el panorama económico más amplio era también sombrío, dijeron analistas.

El crudo estadounidense para entrega en octubre estaba a US$73,40, un avance de 88 centavos, a las 10:26 GMT después de alcanzar un máximo de US$73,63, un alza de US$1,11.

El contrato subió más de un 1% el miércoles después de tocar US$70,76, su menor nivel desde inicios de junio. El petróleo ha caído alrededor de US$10 desde un máximo de cerca de US$83 alcanzado el 4 de agosto.

El petróleo Brent trepaba US$1,07 a 74,55 dólares.
Los mercados financieros se centrarán en los pedidos de subsidio por desempleo estadounidense que saldrán más tarde el jueves y del Producto Interno Bruto del segundo trimestre que se publicará el viernes.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos dijo el miércoles que los inventarios de crudo subieron la semana pasada mucho más de lo esperado en 4,11 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina crecieron 2,27 millones de barriles, mientras que los destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, aumentaron 1,76 millones de barriles.