Nueva York. Los precios del petróleo subían este viernes debido a que un reporte positivo de empleos en Estados Unidos reforzó las expectativas sobre una mejora en la economía de ese país, aunque la sesión estaba volátil.

Un rebote del euro que borró pérdidas previas contra el dólar ayudó al crudo Brent para mayo a anotar un máximo de contrato por encima de US$118 por barril y el crudo estadounidense trepó a un récord de dos años y medio cerca de US$108.

El crudo Brent para mayo subían 82 centavos, a US$118,18 por barril a las 16:16 GMT y alcanzó un máximo de contrato de US$118,5.

El referencial de Brent anotó un máximo de dos años y medio de US$119,79 el 24 de febrero.

El Brent se ha recuperado tras caer por debajo de US$108 como consecuencia del devastador terremoto y tsunami que azotaron Japón el 11 de marzo.

En tanto, el crudo estadounidense ganaba 76 centavos, a US$107,48, tras alcanzar US$107,93, un máximo intradía desde septiembre de 2008.

Los precios operaron volátiles tras conocerse el reporte de empleos en Estados Unidos, mientras que operadores y analistas dijeron que la creación de empleos debería apuntalar la demanda petrolera.

Estados Unidos creó un total de 216.000 empleos el mes pasado, el mayor incremento desde mayo y muy por encima de los 190.000 puestos esperados en un sondeo de Reuters.

El reporte apuntaló inicialmente al dólar y mantuvo las perspectivas de que la Reserva Federal de Estados Unidos abandonaría su actual política monetaria expansiva que tiende a beneficiar a activos más riesgosos como las materias primas.

Antes del reporte laboral, el crudo estadounidense superó US$107, su mayor nivel intradía desde septiembre de 2008.

Los riesgos geopolíticos en el suministro daban soporte al crudo estadounidense y al Brent, pues el conflicto de Libia y Oriente Medio aún persiste.