El petróleo subía este miércoles debido a que los inventarios de gasolina en Estados Unidos cayeron más de lo esperado y ante la continua violencia en Oriente Medio y el norte de Africa, una parte vital de los suministros mundiales de energía.

Los futuros del crudo estadounidense ampliaron ganancias tras la divulgación del reporte de inventarios del gobierno a las 14:30 GMT. Este contrato subía 67 centavos, a US$105,65 por barril, a las 15:50 GMT.

Los futuros del crudo Brent operaban con alza de 8 centavos, a US$115,77 al mismo tiempo, recortando un declive previo a US$115,08.

Datos de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA) mostraron que las existencias de gasolina bajaron más de lo esperado en 5,32 millones de barriles en la semana al 18 de marzo, superando la previsión de analistas de un declive de 1,8 millones de barriles.

Más temprano en la sesión, los precios operaron volátiles debido al malestar civil a lo largo del norte de Africa y Oriente Medio que ya provocó el cierre de la producción de petróleo de Libia.

El crudo Brent retrocedió mientras que aviones occidentales atacaron el miércoles artillería y tanques de las fuerzas del líder libio Muammar Gaddafi que asediaban Misrata, una ciudad en el oeste en manos de los rebeldes.

En una postura desafiante, Gaddafi dijo más temprano que las potencias occidentales que han atacado Libia por cuarto día consecutivo para proteger a los civiles bajo un mandato de la ONU eran "un grupo de fascistas que terminarán en el basurero de la historia".

En Yemen, un pequeño productor de petróleo y gas, grupos opositores convocaron a una marcha al palacio del presidente Ali Abdullah Saleh el viernes, para exigir su dimisión, con la esperanza de poner fin a una crisis que sus aliados en el exterior temen que beneficie a los extremistas islámicos.

La vecina Arabia Saudita es el mayor exportador mundial de crudo y el único miembro de la OPEP con suficiente capacidad ociosa como para compensar una interrupción de suministros en cualquier región.

En Israel, una explosión ocurrida el miércoles cerca de una parada de autobús dejó un muerto y al menos 30 heridos en un barrio judío de Jerusalén, en un ataque por el que la policía culpó a militantes palestinos.