Londres. El petróleo ascendía hacia los US$119 por barril este viernes, recortando su declive semanal, pues el impacto de las sanciones sobre el suministro del petróleo iraní contrarrestaba el nerviosismo acerca de la crisis de la deuda de la zona euro y la fortaleza del crecimiento global.

Los compradores de crudo en Japón y Europa están recortando las adquisiciones de petróleo iraní en abril, dijeron esta semana fuentes de la industria, lo que se suma a las señales de que las sanciones occidentales limitan las ventas de la República Islámica.

El crudo Brent ganaba US$1,01 a US$119,01 por barril a las 10:56 GMT, repuntando desde un mínimo de US$116,70 alcanzado el miércoles.

El crudo estadounidense sumaba 79 centavos a US$103,06, dirigiéndose a un incremento semanal.

"Hemos tocado el fondo de esto movimiento a la baja" del petróleo, dijo un operador de Jefferies Bache en Londres, Christopher Bellew.

El respaldo para el Brent proviene del "impacto de las sanciones contra Irán", dijo, y también mencionó los cierres temporarios por mantenimiento de las refinerías.

El mercado del crudo del Mar del Norte, que apuntala a los futuros del Brent, ha estado presionado esta semana debido a que el mantenimiento de las refinerías recortó la demanda.

El declive semanal del Brent, según los primeros precios de este viernes, se dirigía a ser el más profundo en términos absolutos desde mediados de enero.