Londres. Los precios del crudo Brent superaban los US$101 el barril el viernes después de que el presidente egipcio Hosni Mubarak se rehusó a dimitir, generando temores de que la creciente tensión pueda alterar el flujo del crudo o propagarse a los productores de la región.

* Los futuros del petróleo Brent llegaron a subir más de US$1 este viernes por el incremento de la tensión aunque luego recortaron el alza cuando el poderoso ejército egipcio buscó calmar la incertidumbre, con un levantamiento de las leyes de emergencia vigentes desde hace 30 años.

* Los futuros del crudo Brent CLc1 ascendían 62 centavos a US$101,49 el barril y los del petróleo de Estados Unidos CLc1 ganaban 11 centavos a US$86,84.

* Esto mantenía el diferencial entre los dos contratos diferenciales en unos US$14,50 el barril, aunque debajo del máximo por encima de US$16 de la sesión previa.

* "El mercado está muy nervioso por lo de Egipto (...) Sigue siendo el tema más dinámico", dijo Eugen Weinberg, analista de materias primas de Commerzbank.

* Egipto no es un productor de petróleo mayor, y consume todo lo que bombea. Sin embargo, los inversores están preocupados por la posibilidad de que se corte el flujo de petróleo a lo largo de un oleoducto estratégico y del Canal de Suez, que juntos representan unos 2,5 millones de barriles por día (bpd) de crudo.

* Los operadores seguirían de cerca cualquier señal de que las protestas planeadas para la próxima semana en Irán y Argelia, dos productores importantes, puedan derivar en movimientos populares más amplios como el de Egipto.

* Las cotizaciones han estado muy volátiles los últimos dos días mientras los inversores tratan de asimilar las señales procedentes del mundo árabe.

* Un rumor de mercado, de que el Rey Abdullah de Arabia Saudita -el principal exportador de crudo de la OPEP- estaba muy enfermo o incluso podría haber muerto, provocó un repunte del Brent el jueves, pero los precios rápidamente se estabilizaron cuando fuentes sauditas desmintieron las versiones.