El petróleo subía por encima de los US$110 por barril el jueves mientras los inversionistas estaban a la expectativa de nuevas medidas de parte del Banco Central Europeo (BCE) para respaldar el crecimiento.

Esto contrarrestaba el efecto en el mercado de la noticia de un aumento de las existencias estadounidenses de petróleo.

Se prevé que el BCE recorte su tasa de interés al 1% y revele un nuevo paquete de asistencia a los bancos el jueves, un día antes de una cumbre de la Unión Europea (UE) que según los agentes del mercado, presentará un plan para resolver la crisis de la deuda regional.

El crudo Brent ascendía 59 centavos a US$110,12 el barril a las 0922 GMT, tras perder US$1,28 el miércoles, a US$109,53por barril.

El petróleo estadounidense aumentaba 36 centavos a US$100,85 por barril.

"Los fundamentos están mejor de lo previsto y las economías de Estados Unidos y China parecen estabilizarse, pero las operaciones serán cautas antes del encuentro europeo del viernes", dijo Tetsu Emori, un gerente de fondos de Astramax Co. en Tokio.

"La dirección del mercado se determinará tras la cumbre y un buen resultado hará subir los precios", agregó.

El petróleo se fortaleció incluso después de un incremento imprevisto de los inventarios estadounidenses de crudo, que crecieron en 1,34 millones de barriles la semana pasada, contra una expectativa de una reducción de 600.000, mostraron el miércoles los datos gubernamentales.