El petróleo subía arriba de US$72 por barril este miércoles tras la noticia de que el crecimiento del sector manufacturero de China se aceleró en agosto, aliviando las preocupaciones sobre el ritmo de la recuperación económica.

El índice de gerentes de compras de China subió a 51,7 en agosto desde 51,2 en julio, mostraron datos oficiales este miércoles, acumulando 18 meses por encima del umbral de 50 que separa la expansión de la contracción.

Indicadores similares que se divulgaron en Europa fueron menos positivos, mostrando que las manufacturas en la zona euro crecieron en agosto al ritmo más lento desde febrero. Los mercados esperaban el miércoles la publicación de un índice equivalente en Estados Unidos.

Los futuros del crudo estadounidense para octubre registraban la primera subida diaria de la semana, ganando 60 centavos a US$72,52 el barril a las 1030 GMT, después de tocar US$71,53 este martes, mínimo intradiario desde el 25 de agosto.

Los mercados de acciones subían el miércoles mientras que el dólar descendía el 0,5% contra una canasta de monedas.

"Las cifras manufactureras de China son relativamente tranquilizadoras después de algunos de los datos que tuvimos desde Estados Unidos", dijo Christophe Barret, analista de petróleo de Credit Agricole.

"Los datos refuerzan nuestra opinión de que no habrá una recaída en la recesión, pero el retorno al crecimiento será lento y doloroso", añadió.

Los futuros del petróleo Brent ascendían 80 centavos a US$75,44, incrementando su prima sobre el crudo estadounidense a un nivel cercano al máximo en más de tres meses.

Los precios del petróleo del Mar del Norte han estado respaldados por un suministro más estrecho debido al mantenimiento anual en los yacimientos de crudo y a una demanda relativamente alta en Europa, en momentos de altos inventarios de petróleo en Estados Unidos.