Londres. El petróleo superaba los US$75 por barril este miércoles, recuperándose parcialmente de las pérdidas de la jornada anterior apoyado en un debilitamiento del dólar, aunque las dudas sobre la demanda estadounidense limitaban los avances.

Un uso aún lento del crudo en Estados Unidos fue destacado por los datos que presentó el martes el Instituto Americano del Petróleo (API), que mostraron un alza de las existencias de petróleo pese a la salida de servicio de un oleoducto que lleva crudo canadiense a Estados Unidos.

El mercado esperaba el miércoles a las 14:30 GMT los números de inventarios de la Administración de Información de Energía estadounidense.

El crudo de Estados Unidos para noviembre ascendía 44 centavos a US$75,41 a las 09:42 GMT. El petróleo Brent para noviembre ascendía 12 centavos a US$78,54.

"El reporte de inventarios del API volvió a apuntar a una débil demanda estadounidense", dijo Eugen Weinberg, analista de petróleo de Commerzbank.

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos subieron 2,2 millones de barriles la semana pasada contra las previsiones de una caída de 1,9 millones de barriles, ante un incremento de las importaciones, dijo el API.

"La demanda de Estados Unidos sigue siendo el peor factor para los precios del petróleo de momento. No parece estar recuperándose a pesar del aparente final de la recesión", agregó Weinberg.

La confirmación por parte de la Reserva Federal estadounidense de que las tasas de interés seguirán cerca del cero por ciento y las expectativas de que el banco central imprimirá más dólares hicieron bajar a la moneda norteamericana al mínimo en siete semanas contra el euro.