Londres. Es tiempo de diversificarse a metales como el paladio y el cobre ya que la economía global no se está comportando tan mal como muchos esperaban y es probable que China flexibilice sus condiciones de crédito a inicios del próximo año, dijo este jueves Ronald Wildmann de Basinvest.

"El mundo está mucho mejor de lo que la gente piensa. Todos los temores se desvanecerán: Estados Unidos no caerá en recesión, China logrará un buen aterrizaje y la crisis de deuda (en Europa) probablemente terminará", dijo en el marco de una conferencia de materias primas en Londres.

"Si esto va a suceder, uno debería diversificarse", agregó.

Las inversiones en materias primas se han enfriado cada vez más desde septiembre, ante los temores de que la crisis de deuda europea afecte la demanda de uno de los principales mercados de China, paralizando el motor de crecimiento mundial.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres perdió un tercio de su valor y anotó mínimos de más de un año a inicios de octubre de US$6.635 por tonelada.

Desde entonces, el metal se ha recuperado y operaba en US$8.025 a las 1044 GMT.

"Los inversores que han estado fuertemente expuestos al oro deberían extender el riesgo a los metales industriales", dijo Wildmann.

Esta acción permitiría preservar capital en el actual ambiente inflacionario y que los inversores manejen la perspectiva de crecimiento del mercado emergente.

En momentos de reducidos niveles de inventarios, con muchos metales cerca de la curva de costos, esto ofrecería un mejor método para extraer valor, añadió.

"Esto podría ocurrir en un período de doce meses, el cobre superará en desempeño al oro, y el platino y el paladio también tendrán una alta probabilidad de superar al oro", agregó.