Fránkfort. Bayer AG anunció este jueves que planea remodelar su negocio y generar ahorros para proteger su facturación y beneficios, "bajo presión por los genéricos, los crecientes costes de desarrollo y los efectos de las reformas sanitarias", aunque los recortes no afectarán a su previsión para el año en curso.

"Para financiar la expansión de nuestras actividades de crecimiento, tenemos que redirigir los recursos, mejorar las eficiencias y reducir costes", dijo el presidente del consejo de administración de Bayer, Marijn Dekkers, en un comunicado enviado por correo electrónico.

El grupo se centrará en la investigación, el desarrollo y la comercialización de nuevos productos, así como en la ampliación de sus actividades en mercados emergentes con ahorros anuales de costes de EUR800 millones, que comenzarán en 2013.

Además, el grupo seguirá reduciendo su plantilla mundial, que actualmente se compone de 108.700 empleados, en unos 2.000 puestos para 2012. Se eliminarán unos 4.500 empleos --cerca de 1.700 de ellos en Alemania-- y se crearán unos 2.500 puestos nuevos en el mismo periodo, principalmente en mercados emergentes, indicó la compañía.