Berlin. La adquisición planificada por Bayer de US$62.500 millones del fabricante de semillas Monsanto debiera cerrarse este jueves, informó el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Sonntags Zeitung.

Un portavoz de Bayer se negó a comentar sobre el informe del periódico dominical.

La semana pasada, Bayer obtuvo la aprobación de Estados Unidos para la adquisición de Monsanto después de meses de retrasos en una revisión prolongada, despejando un gran obstáculo para un acuerdo que creará con mucho el mayor fabricante de semillas y pesticidas.

Para lograr la aprobación de EE.UU., Bayer se comprometió a desprenderse de partes de sus negocios por casi US$9.000 millones, entre ellas el negocio propio de semillas, para que la fusión con Monsanto no implique un perjuicio para los competidores y para los usuarios.

Bayer ha accedido a vender activos, que incluyen sus negocios de semillas y químicos para la industria agrícola, con ingresos por 2.200 millones de euros (US$2.600 millones) a su rival BASF en una transacción por 7.600 millones de euros (US$8.858 millones).

Bayer había dicho que la transacción se cerraría muy pronto, lo que debe hacer porque después del 14 de junio, Monsanto podría retirarse del acuerdo de adquisición y buscar un precio más alto.

La denominada "megafusión" no fue recibida con agrado por los ambientalistas y otras organizaciones de ayuda, debido a las críticas que genera Monsanto por sus productos modificados genéticamente y por el uso del controvertido herbicida glifosato.