Bonn, Alemania.- Bayer dijo que los efectos positivos de una sinergia por su adquisición planeada del productor estadounidense de semillas Monsanto serán unos US$300 millones más bajos que su meta previa debido a que venderá más negocios de lo previsto inicialmente para conseguir la aprobación del regulador.

Pese a más obstáculos de organismos antimonopolio y retrasos en revisiones de reguladores, el presidente ejecutivo de Bayer, Werner Baumann, volvió a respaldar el acuerdo en declaraciones a accionistas en la reunión general anual del viernes.

“Estoy convencido de que esta adquisición tiene un gran potencial para crear valor para nuestra compañía, para nuestros accionistas y para nuestros clientes”, dijo Baumann, y agregó que prevé que el negocio sea aprobado y cerrado en el futuro cercano.

Si el acuerdo no fuera sellado al 14 de junio, Monsanto podría retirarse de la compra y buscar un precio más alto.

El último gran obstáculo a sortear es la aprobación de reguladores estadounidenses para el acuerdo por US$62.500 millones incluyendo deuda, pero Bayer ya llegó a un trato en principio con el Departamento de Justicia sobre los términos de la aprobación.

La combinación de Bayer con su objetivo de adquisición, Monsanto, tendrá efectos de sinergia de unos US$1.200 millones sobre las ganancias después de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) a partir de 2022, afirmó Bayer, menos que los US$1.500 millones buscados cuando se acordó la transacción en septiembre de 2016.