Bayer y Monsanto dijeron este martes que al menos la mitad de su presupuesto en investigación y desarrollo en agricultura de los próximos seis años se destinará a Estados Unidos, tras una reunión con el presidente electo Donald Trump llevada a cabo la semana pasada.

Las empresas, que esperan la aprobación de una fusión por un valor de US$66.000 millones de parte del entrante gobierno de Trump, emitieron un comunicado conjunto luego de que el portavoz del magnate republicano dijera que Bayer había prometido más inversión y empleos en Estados Unidos.

Las compañías sostuvieron que esperan gastar unos US$16.000 millones en investigación y desarrollo en agricultura en los próximos seis años. Agregaron que crearán "varios miles de nuevos empleos de altos salarios cuando se complete la integración".

El portavoz de Trump dijo que las empresas habían prometido mantener sus más de 9.000 puestos de trabajo en Estados Unidos y crear otros 3.000 más.

Trump ha logrado que varias empresas, entre ellas General Motors y Wal-Mart, prometan invertir y crear trabajo en el país, a pocos días de que asuma el poder el viernes.