Ciudad de México. Los efectos de la reforma energética en México, que desde 2014 permite la inversión privada en algunos proyectos del sector, se verán en uno o dos años más, dijo el economista jefe del banco BBVA Bancomer, Carlos Serrano.

"Empezaremos a ver efectos más claros todavía en uno o dos años más. Tanto en México como en el mundo éstas son inversiones que empiezan a notarse después de cuatro o cinco años", explicó.

"Las inversiones en energía son de bastante largo plazo", dijo Serrano en una rueda de prensa al presentar el informe "Situación Inmobiliaria México".

La reforma energética se promulgó con sus leyes secundarias en 2014, y permite la participación de inversión privada nacional y extranjera, un rubro que estaba reservado hasta entonces para el gobierno desde que nacionalizó la industria en 1938.

Serrano mencionó que, por ejemplo, las inversiones que se realizan en los proyectos petroleros en aguas profundas requieren de un mayor tiempo de maduración.

El experto recordó que, en coincidencia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un cambio estructural de esta magnitud rinde frutos varios años después.

El gobierno mexicano ha realizado varias rondas de licitación para adjudicar más de 70 proyectos en diversos campos del sector, en los que están comprometidos más de US$70.000 millones, de acuerdo con el economista jefe del BBVA Bancomer.

"Hay cientos de campos en la fila", agregó Serrano.

"La reforma puede ocasionar que México duplique la inversión extranjera directa que recibe, creemos que México va bien en ese camino", afirmó el experto.

De acuerdo con los datos oficiales más recientes, la Inversión Extranjera Directa (IED) a México aumentó un 10% de enero a septiembre de 2017, a US$21.755 millones.

En 2016, México captó una IED por US$26.739 millones.

Cuando se adjudiquen los más de 400 campos que se esperan en el futuro, eso tendrá un efecto multiplicador, dijo Serrano.

"El potencial que vemos es muy grande", señaló el experto.

"Simplemente es que ni aquí, ni en Noruega, ni en los países más eficientes en inversión petrolera, esto se materializa tan rápido", agregó.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, declaró el martes que gracias a la puesta en marcha de la reforma energética, México recuperará su alicaída capacidad productiva en cinco o 10 años.

México se encuentra entre los 10 principales países productores de petróleo en el mundo.