Madrid. El banco español BBVA dijo este miércoles que cerró 2010 con un beneficio atribuible de 4.606 millones de euros (US$6.331 millones), un 9,4% más que en 2009, debido a unos menores cargos extraordinarios en el tramo final del ejercicio.

El resultado se situó por encima de las previsiones de los analistas, que esperaban de media un beneficio neto de 4.578,1 millones de euros (US$6.293 millones).

BBVA dijo que el margen de intereses bajó un 4% a 13.320 millones de euros (US$18.310 millones) frente a previsiones que apuntaban a 13.329,2 millones (US$18.323 millones).

El banco cerró 2010 con un core capital del 9,6% desde el 8,2% de septiembre, aunque el banco ya estimó en noviembre de 2010 que este ratio de solvencia quedaría tras la ampliación de capital y la compra del 24,9% del banco turco Garanti en el 8,8%.

La gestión del capital básico de las entidades se ha convertido en un factor clave en los mercados después de que el Gobierno elevara recientemente el nivel mínimo de solvencia de máxima categoría al 8% para bancos y cajas.

En términos de morosidad, el banco cerró 2010 con una tasa a nivel de grupo del 4,1%, idéntica a la de septiembre de 2010.