Bilbao. La entidad bancaria española BBVA, obtuvo un beneficio atribuido de €1.150 millones (US$1.706 millones) en el primer trimestre de 2011, cifra que supera a las ganancias generadas en los dos trimestres precedentes y que es un 7,3% inferior a la del primer trimestre de 2010. 

El grupo alcanzó este resultado apoyado en su diversificación geográfica y de negocios y en su gestión diferencial del riesgo. Se mantuvo la estabilidad en la tasa de mora, que cerró en marzo en el 4,1%, mientras las pérdidas por deterioro de activos financieros alcanzaron su cifra más baja desde el primer trimestre de 2009. El ratio core capital se situó en el 8,9% en el primer trimestre, una vez descontado el impacto por la finalización de la compra del 24,9% del capital de la entidad turca Garanti. Los ingresos récord en México, América del

Sur y Asia impulsaron el margen bruto hasta los €5.263 millones, el nivel más elevado de los tres últimos trimestres, y ponen de manifiesto la fortaleza del posicionamiento del Banco.

La diversificación del Grupo BBVA, con más de la mitad de los ingresos generados en mercados emergentes, y la gestión diferencial del riesgo, son los pilares que sustentan el beneficio atribuido de €1.150 millones obtenidos en el primer trimestre del año. Todas las áreas de negocio contribuyen al resultado de forma positiva.

El margen bruto alcanza los €5.263 millones, superando el nivel de ingresos de los dos trimestres precedentes, tras la generación de ingresos récord en México, América del Sur y Asia. El 52% de los ingresos de las áreas de negocio y el 57% del beneficio atribuido emanan de mercados emergentes. El crecimiento en dichos mercados compensa en gran parte la menor aportación de mercados desarrollados, en los que el Banco se ha centrado en fortalecer sus franquicias con un crecimiento más selectivo y en una mejora del perfil de riesgo.

“La  resistencia de nuestros resultados se basa en una adecuada diversificación y en un acertado modelo de negocio”, dijo Ángel Cano, consejero delegado de BBVA. “El peso de los mercados emergentes en los resultados del Grupo seguirá creciendo”.

El margen de intereses sigue mostrando una gran resistencia gracias a la cartera equilibrada por geografías, negocios, segmentos y productos de BBVA. En los tres primeros meses del año, el margen de intereses alcanzó los €3.175 millones, superando el nivel del último trimestre de 2010. Los gastos de explotación ascendieron a €2.359 millones, debido al compromiso inversor en tecnología y en franquicias que operan en mercados emergentes. La plantilla en estos mercados creció frente a marzo del año pasado en 3.710 empleados, mientras que el total de la plantilla se amplió un 4,9% interanual hasta los 108.594 trabajadores. Con todo ello el margen neto totalizó €2.904 millones, la cifra más elevada de los tres últimos trimestres.

Quinto trimestre con mejora de indicadores de riesgo. La tasa de mora iguala en marzo el nivel de diciembre, 4,1%, y continúa contenida por quinto trimestre consecutivo (4,3% en diciembre 2009). Las pérdidas por deterioro de activos financieros alcanzan los €1.023 millones en los tres primeros meses de 2011, el nivel más bajo desde el primer trimestre de 2009. La prima de riesgo desciende en 13 puntos básicos en el trimestre hasta el 1,2%. Los saldos dudosos alcanzan los €15.528 millones, un 1% menos que en diciembre. En España, la tasa de mora sigue en los niveles de cierre de 2010 (4,8%), frente a un incremento de la morosidad del sector.

BBVA finalizó el primer trimestre con un ratio de core capital del 8,9% tras sumar 0,2 puntos porcentuales de manera orgánica y otros 0,2 puntos porcentuales por el “dividendo opción”, el nuevo sistema de retribución que permite a los accionistas optar por el pago de dividendos en acciones o en metálico. El 80% del capital de BBVA optó por acciones en el estreno del nuevo esquema de retribución, que debutó con el último dividendo con cargo a los resultados del año pasado. El ratio Tier 1 cierra el trimestre en el 9,8% y el ratio BIS, en el 13%. En marzo, Moody´s confirmó el rating de BBVA en Aa2, al tiempo que rebajó la calificación para 30 entidades españolas. La fortaleza de capital acompaña a una holgada posición de liquidez y financiación. BBVA ya ha cubierto el 70% de sus vencimientos del año.

Fuerte crecimiento en emergentes, fortalecimiento en economías desarrolladas. En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela del Grupo asciende a €346.814 millones, un 2,7% más que hace un año. Por su parte, los recursos totales de clientes se incrementan un 4,1% hasta los €533.961 millones.

El 22 de marzo BBVA materializó la compra del 24,9% de Garanti, un paso más en la expansión geográfica del Grupo. La incorporación de dicha participación y la creciente importancia de las operaciones en Asia han propiciado un cambio en la forma de presentar los resultados, incluyendo las actividades europeas fuera de España y las de Asia bajo el denominador de Eurasia. 

En España, BBVA consiguió ganancias de cuota de mercado en rúbricas clave, como son la financiación hipotecaria a hogares y los recursos de clientes. Los recursos gestionados cierran el primer trimestre en €158.136 millones, un 10% más que un año antes y por encima del nivel del cuarto trimestre de 2010. El margen de intereses retrocede un 3% en el trimestre,ralentizando su caída. La tasa de mora de marzo iguala el nivel de diciembre, 4,8%, y retrocede frente a la tasa de mora del 4,9% de un año antes. La gestión diferencial del riesgo se constata con una dotación de provisión genérica de €175 millones, que la sitúa por encima de los niveles de diciembre.

En Eurasia destaca la creciente contribución de China Citic Bank (CNBC), con un incremento del beneficio interanual del 153%, y la integración proporcional de Garanti, cuyo impacto en resultados se limita a diez días en el primer trimestre y que ganará peso en próximos trimestres. En el primer trimestre, Eurasia generó un beneficio de €198 millones, un 13,5% del beneficio de la totalidad de las áreas de negocio.

En México, el dinamismo de la actividad impulsa el margen bruto hasta el nivel de los €1.437 millones, un nuevo récord, mientras el beneficio atribuido se incrementa un 17,3% en euros constantes (+25,5% en euros corrientes) hasta los €436 millones. La fortaleza de los resultados y la solidez de la franquicia permitieron a BBVA Bancomer colocar dos emisiones de deuda por un importe combinado de US.000 millones, la mayor emisión realizada hasta ahora por un banco en América Latina.

 En América del Sur continuó el fuerte crecimiento de la actividad (+27,1% interanual en inversión crediticia a cierre de marzo y +16,8% en recursos), así como la ganancia de cuota de mercado en las principales rúbricas. El beneficio atribuido del área crece el 17,5% en euros constantes, hasta los €280 millones. La tasa de mora se mantiene en el 2,5%, mientras la cobertura se amplía al 134% frente al 130% de diciembre.

En Estados Unidos, la gestión sigue focalizada en una mejora del mix de la cartera crediticia. Esta política se traduce en una caída interanual del 34,2% de las pérdidas por deterioro de activos financieros. La tasa de mora cierra en marzo en el 4,5%, con una cobertura del 64% (61% en diciembre). El resultado atribuido del área crece un 47,5% hasta los €81 millones.

Por último, Negocios Globales constata en este primer trimestre su elevada calidad y recurrencia de ingresos. El margen bruto registra una caída interanual del 2,2% en euros constantes hasta los €811 millones (+18,5% frente al cuarto trimestre) mientras el beneficio atribuido alcanza los €364 millones, un descenso interanual del 12,2% (+53,9% frente al cuarto trimestre).