Madrid. BBVA duplicó con creces su ganancia neta en el primer semestre frente al mismo período del año anterior, apoyado en beneficios extraordinarios de 583 millones de euros por la venta de una participación en el banco chino CNCB y por sólidos márgenes.

El segundo mayor banco de España por valor de mercado reportó unas ganancias de 2.760 millones de euros (US$3.000 millones) en el primer semestre, frente a previsiones de 2.434 millones de euros.

En el segundo trimestre, su ganancia neta subió un 74% a 1.223 millones de euros, también por encima de las expectativas.

El beneficio entre abril y junio se vio impulsado por la venta adicional de un 0,8% en el banco chino CNCB, que generó unas plusvalías netas de 122 millones, que se sumó a los 583 millones de la venta del 5,6% anotados a marzo.

El margen de intereses del grupo a junio avanzó un 6,9% a 7.521 millones de euros, mientras que el margen bruto se elevó en un 11,4% a 11.554 millones de euros.

Analistas habían previsto un margen de intereses de 7.412 millones de euros y un margen bruto de 11.241 millones de euros para BBVA.

En cuanto a los niveles de solvencia, BBVA cerró la primera mitad del año con un ratio de core capital en términos Basilea III totalmente anticipado del 10,4 por ciento, frente al 10,8% de marzo.