Bruselas. La compañía ferroviaria nacional  de Bélgica (SNCB) tiene intención de poner en servicio trenes que operen sólo con el conductor en su red para el año 2020, se informó este miércoles.

El sistema, que involucra trenes con operación de vagones con un sólo hombre, requerirá una inversión de por lo menos 40 millones de euros (US$42,5 millones) y reducirá el empleo neto de 469 agentes.

Un estudio comparativo ayudará a SNCB a evaluar las implicaciones operativas, legales y comerciales, así como las cuestiones de seguridad.

Las inversiones incluirán la adaptación de trenes para el control de cierre de puertas y sistema de frenado de emergencia, entre otros.

También será necesario desplegar una red de cámaras en áreas de alto riesgo (cámaras instaladas cada 100 metros), principalmente en estaciones muy grandes y puntos de parada, así como en áreas con problemas de visibilidad.

Las pruebas se realizarán primero en líneas rurales, antes de intentar el experimento en dos ciudades de Bélgica: Amberes y Lieja.