Minsk. Bielorrusia dijo que enviaría una delegación a Moscú este domingo para negociaciones de emergencia con el gigante energético ruso Gazprom, después de que ambos fracasaran en resolver una disputa por los precios del gas que ha provocado temor a recortes en el suministro para Europa.

Rusia ha dicho que desde este lunes reducirá en 85% las emisiones de gas que van a Bielorrusia, si su vecino y ex miembro de la Unión Soviética no logra pagar US$192 millones en deuda a Gazprom, cifra que Minsk niega adeudar.

"La delegación parte esta noche para negociaciones el lunes (...) el tema de la deuda será tratado", dijo a Reuters el viceministro bielorruso de Energía, Eduard Tovpenets.

Una fuente del gobierno bielorruso, que habló bajo condición de anonimato, dijo que las entregas del gas europeo podrían verse afectadas. "El área de 80% es una reducción sustancial y obviamente puede afectar temas de transporte", dijo a Reuters.

La disputa por el precio del gas ruso con sus vecinos se convirtió en una preocupación para Europa cuando el abastecimiento se paralizó por casi dos semanas al término del invierno boreal en el 2009, mientras Moscú y Ucrania discutían los precios y términos de tránsito.

Cualquier recorte, especialmente si afecta el suministro más allá de Bielorrusia, podría dañar más la reputación Rusia como exportador confiable e,  un momento en que Gazprom enfrenta una demanda a la baja de Europa, afectada por la crisis, y de la competencia del gas estadounidense.