Excelsior.com.mx. La marca de ropa para hombres Ben Sherman debuta en México, según sus directivos la disminución en los aranceles a ropa importada fue uno de los factores por los que lograron llegar a nuestro mercado.

Pan Pilippou, CEO de Ben Sherman, mencionó que a punto de cumplir 50 años en 2013, la empresa decidió posicionarse en México por ser un mercado atractivo y en crecimiento. Destacó que luego de nuestro país podrían pensar en incursionar en otras economías de Latinoamérica.

Según el ejecutivo, que también trabajó para marcas como Diesel, en nuestro mercado ven oportunidades de posicionamiento, pues a los mexicanos les atrae el estilo europeo al vestir.

Destacó que principalmente estarán dirigidos a hombres jóvenes, que les gusta viajar y tienen interés por la música.

Así, en primera instancia, la marca que nació vendiendo camisas, se podrá encontrar en las departamentales Liverpool y Saks Fifth Avenue, aunque el próximo año una de las metas sería abrir la primera boutique de Ben Sherman, adelantó Patricio Ibarra, director de Fashion Depot, socia estratégica de la marca británica en nuestro país.

Ibarra señaló que la marca llegó a México gracias a que disminuyeron los aranceles de prendas de vestir importadas, principalmente de China, por lo que esto significó la posibilidad de que productos que no tenían presencia en nuestro país ahora busquen posicionarse entre los consumidores.

Inclusive, adelantó que su empresa, está en negociaciones para traer otras marcas como American Eagle en el corto plazo.

Actualmente la marca Ben Sherman tiene presencia en 40 países, además de tener tiendas propias también tienen presencia en cadenas minoristas.

Al año la firma vende más de seis millones de unidades anuales, Ben Sherman es parte de la compañía Oxford Industries, empresa que cotiza en la Bolsa de Nueva York y que adquirió la marca en 2004, posteriormente decidió realizar una reestructuración de dicha división para apuntalar su crecimiento.

Según información financiera de Oxford Industries las ventas de Ben Sherman representaron US$91,4 millones en 2011, cifra positiva si se compara con los US$86,9 millones de 2010.