Madrid. El grupo Mahou San Miguel obtuvo un beneficio de explotación de 165 millones de euros (US$224 millones) en 2013, lo que supone un 5,7% menos que en 2012, debido a un entorno de menor consumo y al incremento de los costes de las materias primas, según ha explicado hoy su director general Alberto Rodríguez Toquero.

Según Rodríguez Toquero, los ingresos fueron de 1.118 millones (US$1.523 millones), un 4,6% inferiores a 2012, como consecuencia de un trasvase de consumidores del canal de hostelería al de alimentación.

Pese a este descenso, ha asegurado que 2013 ha sido un buen año y que el esfuerzo realizado ha permitido asegurar el crecimiento de la compañía para el futuro; "un ejercicio de cambios y revisiones que dejan a la compañía mejor preparada para hacer cosas distintas".

El negocio internacional de esta cervecera familiar con 124 años de historia representa en estos momentos el 13% del total de las ventas, una cifra que supone duplicar las ventas logradas hace cinco años y para la que hay perspectivas de crecimiento.

"Tenemos el objetivo de que las ventas internacionales superen el 20% de aquí a 2017, pero se supone que para esa fecha deberemos estar más cerca del 25%. Un gran avance teniendo en cuenta que hace cinco años era del 8%", ha añadido.

El mercado internacional es una de las patas de crecimiento: para Rodríquez Toquero, el mercado nacional "no volverá a ver los incrementos sostenibles del 4% de finales de los años 90 y primeros de la pasada década cuando la población pasó de 40 a 47 millones, por, entre otros efectos, el de la inmigración. Ahora los inmigrantes y muchos españoles se han ido y se siguen marchando fuera".

Por su peso en ventas, destaca Reino Unido (único país, por el momento, para el que ha desarrollado con éxito su cerveza "Fresca"), Guinea Ecuatorial, Italia, Alemania, Portugal y Países Escandinavos, entre otros.

Pero la compañía también tiene 'su pica' en América, en concreto en Miami y en Chile, donde la multinacional Wall-Mart les ha incluido entre los productos que vende en sus establecimientos.

Respecto a los mercados en desarrollo, ha subrayado que países como La India, donde Mahou San Miguel ha completado este año la compra de la totalidad de la india Arian Breweries & Distilleries, cuentan con un gran potencial de crecimiento.

Otro país en el que están presentes es Irán, el mayor mercado de cerveza sin alcohol del mundo -por detrás de Nigeria- y donde está presente con su cerveza sin alcohol Mahou en tres sabores.

Precisamente la alianza con la filipina San Miguel, compañía con la que el grupo español tiene un acuerdo por el que desarrolla la marca San Miguel en Europa y los países bañados por el Mediterráneo, pretende analizar la forma de abordar de forma conjunta y desarrollar la marca San Miguel en mercados internacionales en crecimiento como Taiwan.

Dentro de los mercados emergentes, ha señalado que China -donde están presentes en el segmento premium con Mahou Cinco Estrellas, Mahou Sin y Alhambra - pese a ser un mercado que en cerveza es diez veces el español es el que tiene un margen más bajo.

En este sentido, ha explicado que les han llegado ofertas de compra de dos fábricas, pero ambas en pérdidas, por lo que ha indicado que "hoy por hoy no contempla comprar algo en China".

Con una cuota de mercado en España del 37%, Mahou San Miguel es líder con una producción de 13 millones de hectólitros y produce el 75% de la cerveza española que se consume en el mundo.

Ha explicado que la firma ha incrementado en un 30% el esfuerzo inversor de 2012, con dotaciones cercanas a los 101,7 millones de euros (US$138,5 millones), destinadas para la compra de su actual sede en Madrid; mejora de las instalaciones; apoyo a la hostelería; y en logística y tecnología.